4 de julio de 2016

Reseña: «La barbarie»

La barbarie describe un mundo donde nadie piensa más que en sí mismo y en su dinero. Imagen tomada de www.edicionesb.com
No soy de los que leen mucho en verano, pero a este libro le tenía ganas por las buenas críticas que he visto. Los lectores no se han equivocado al apuntar lo que encierra esta novela.

Destacaría en primer lugar la enorme variedad de asuntos que se tratan aquí. Por ejemplo, podemos conocer un poco más acerca de cómo se trabaja en la industria farmacéutica para hacer dinero a base de vender medicamentos a personas que los acaban necesitando sí o sí. También hay referencias al que está siendo acontecimiento internacional del siglo XXI: la inmigración. Asistimos a una recreación de las vidas de aquellos que, por acciones ajenas a su persona, han de dejar sus hogares en busca de un sitio mejor. De igual modo, la industria tabacalera toma parte en la obra, a través de la cual cientos de fumadores se vuelven adictos a los cigarrillos con todas sus consecuencias. En todas ellas hay descripciones y personajes que padecen la parte menos agradable de cada uno de estos asuntos.

Sin embargo, si en algo de verdad se ve el desinterés hacia los más desfavorecidos es cuando se trata el problema del agua. El libro mostrará al lector un sistema mediante el cual muchas zonas desfavorecidas del planeta se verían beneficiadas por la llegada del líquido vital a su tierra sin coste alguno. Aquí, antes que personajes que sufran, se hace una exposición del problema y se desenmarañan los entresijos que esconde el caso. Todo esto se afirma según el libro.

Dice el autor en la sinopsis que «no se siente capaz de determinar si ha escrito una novela sobre la degradación política, un relato periodístico de dolorosa actualidad o un alegato contra la avaricia, la injusticia y el fanatismo». Para mí, esto lleva a una conclusión irreversible: la obra tiene tres lecturas posibles. Es una degradación política por la pasividad de los mandatarios a obrar por el bien de todos y provocar, entre algunas cosas, despilfarros y desisgualdad. Es un relato periodístico doloroso por mostrar al mundo cómo funciona este en muchos aspectos. Es un alegato contra la avaricia, la injusticia y el fanatismo por pensar cada cual en sí mismo o, como mucho, en unos pocos sin importarle lo que sufran los demás. Con lo cual, La barbarie está triplemente enriquecida. Solo hay que proponerse elegir con qué foco quieres leerla.

También hallamos una referencia al poder de los medios de comunicación para mostrar productos e incluso protestas sociales al mundo. En ellos interviene uno de los aspectos más positivos de la obra: que hay quien está dispuesto a denunciar los males sociales y luchar contra ellos con acciones puntuales aun a riesgo de verse perjudicado.

Referencias al terrorismo, pobreza, religión y política copan esta obra que, con un lenguaje sencillo, muestra al lector cómo funciona el plantea que habita. El mismo libro deja ver que con un poco de esfuerzo de todos y por una simple apuesta por el bienestar social y humano, muchos problemas podrían no ser tan dramáticos. Como detalle final, contiene documentos reales de comunicación entre el mismo autor y otras personas a colación de varios asuntos presentes en el libro, lo que hace de La barbarie una obra realista y hábilmente documentada.

5 comentarios:

  1. Hola!
    Te he nominado a los Liebster Adwards, para más info, mira en esta entrada:
    http://proyectogadget.com/proyectogadget-nominado-al-liebster-award/

    Gracias

    ResponderEliminar
  2. Estos libros siempre son más que interesanes, ¿Pero sabes por qué nunca me animo a leerlos? Porque siempre acabo llorando. Ya sabes lo que dicen, un libro puede cambiar tu vida, y estoy segura de ello.

    Esta vez te voy a hacer caso y lo voy a leer, se va a mi lista de "to read"

    ¡Un abrazote!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Puedo asegurarte que no es lacrimógeno pese a tratar algunos asuntos complicados, porque los hay más fuertes. Me alegra que te haya convencido la reseña como para añadirlo a tu lista de lectura. Si te gusta leer sobre el mundo actual, no te va a decepcionar.

      :)

      Eliminar
  3. A mi me encantan las historias de este autor, precisamente por su forma de contar las cosas.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Yo lo he leído poco, pero su forma de narrar me ha gustado también. Bastante precisa y detallada.

      Eliminar

Deja tu comentario.