15 de mayo de 2017

Reseña: «Lo que el español esconde»

Lo que el español esconde no lleva hasta los orígenes y actualidad de nuestra lengua.
Imagen tomada de www.marcialpons.es
Siendo seguidor del blog SinFaltas, del cual procede este libro,  no he querido dejar pasar la oprtunidad de hacerme con un ejemplar. Como filólogo especialista en lengua inglesa, mi interés por los idiomas siempre ha estado activo y este título ha ayudado a que continúe una racha que comenzó el día que emprendí la entonces desconocida aventura de estudiar en la universidad, donde el español, el inglés y el italiano estuvieron a la orden del día.

De este libro destacaría, en primer lugar, el apartado histórico que se dedica al léxico. Con ello, las referencias al latín son constantes para saber de dónde vienen determinadas palabras, varias de ellas junto con una explicación de cómo han evolucionado. No solo la lengua de Virglio, sino también el griego, el gótico y otras lenguas que no te esperas dejan rastros de lo que decimos hoy día al hablar y escribir.

La universalidad del español es otro aspecto visible en este libro. Gracias a ello, será posible vagar por el vocabulario del español de zonas como Bolivia, Colombia, México (técnicamente son geolectos del español), etc, donde hallaremos expresiones que ni se nos habría ocurrido decir en España. También hay una referencia a los vocablos procedentes de otras zonas donde no se habla español. ¿Te suenan hat-trick, mánager, córner y gol? Crudos o adaptados, esos anglicismos son parte del español actual gracias al influjo del inglés.

También es posible aprender sobre los estratos formal e informal del español. Encontramos palabras que no esperaríamos ver registradas en el diccionario de buenas a primeras y otras expresiones muy del día a día, sobre todo de cómo hablamos cuando estamos con los amigos. Por otro lado, están también esas palabras técnicas e inusuales que no hallaríamos más que en literatura o ciertos tipos de textos formales y que se refieren algo muy en concreto, como galicinio. Lingüísticamente, ambos estratos son un goce.

Finalmente, un apartado que me ha parecido sorpresivo: la ortografía dentro de las redes sociales y mensajería instantánea, con sus licencias y demás caractéristicas: dónde colocar emojis, poner o no punto final en un mensaje, emplear los signos de interrogación o no... La verdad es que es un apartado curioso y digno de estudio empírico si se buscase ahondar en los porqués de lo anterior. Sin duda, te ayuda a mejorar cuando te expresas por internet por escrito.
  
Lo que el español esconde es un torbellino de curiosidades sobre lo que hablamos sabiendo, creyendo que sabemos y no conocemos de nuestra lengua. Una forma de familiarizarnos más con nuestros orígenes lingüísticos expuestos de forma sencilla y con una carga didáctica que no tiene por qué sobrar. Me he divertido bastante leyéndolo.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Deja tu comentario.